Raudo News
18 de Mayo de 2020 | 12:36
Lo más leído

Consejos para contribuir al medio ambiente

La ciencia ficción y las grandes mentes pensantes de la astrofísica actual coinciden en una cosa: todos ellos sueñan con colonizar otros planetas.

Si bien ese sentimiento a veces nace del sueño apasionado de explorar las fronteras del espacio exterior, para muchos científicos y muchas científicas del tiempo presente, esa necesidad obedece a un criterio práctico: hay que abandonar el planeta Tierra antes de que la propia humanidad lo destruya.

Si atendemos a las escalofriantes cifras y previsiones de crecimiento del cambio climático, esta visión no es tan catastrofista como parece, más bien es la constatación de un hecho que acontecerá si no lo evitamos.

Sin embargo, y aunque es cierto que salvar el planeta implica cambiar radicalmente los modelos de consumo establecidos por acomodadas multinacionales, el usuario medio siempre puede contribuir con un granito de arena.

El más fácil es contribuir al medio ambiente a través de métodos baratos o gratuitos. Las personas con mayor estabilidad económica, por su parte, también pueden recurrir al uso de créditos online. para la consecución de este fin altruista.

Y decimos que es altruista porque, al fin y al cabo, estamos salvando el planeta, y el ser humano es prácticamente la única especie no amenazada por nuestras propias acciones. Cada año, perdemos cifras irreemplazables en cuestión de biodiversidad de fauna y flora.

¿Cómo podemos amortizar ese dinero rápido que se ha conseguido y hacer algo por nuestro planeta? Lo más cómodo es sustituir gradualmente el coche, un vehículo de emisiones tóxicas, por el transporte público o bicicletas.

No siempre es posible, a veces tenemos que plegarnos a nuestra rutina laboral; pero sí podemos aparcarlo cuando no sea estrictamente necesario.

Por otro lado, en casa siempre podemos ahorrar energía apagando las luces siempre que no las utilicemos, y no gastar más agua de la esencial.

En cuanto a la alimentación, cada vez se comercializan más productos ecológicos que respetan el medio ambiente.

Y por supuesto, no podemos olvidarnos de lo más importante: reciclar. Siempre. Así, podremos hacer algo de utilidad. ¿Irnos a vivir a Marte un día? Puede, pero que no sea por los motivos equivocados.